martes, 7 de mayo de 2013

El mismo error una y otra vez

Tiene un problema y pide consejo. Pide un consejo real, no de esas conversaciones tipo "necesito que me escuchen, nada más", así que pones tu mente al 100% analizando la situación y tratando de ser imparcial.

Cuando es un rollo de parejas: Si eres hombre, te esfuerzas para "traducir a mujer" lo que interpretas de la conducta de otro hombre. Si eres mujer, traduces a hombre lo que interpretas de las palabras de otra mujer.

Cuando es un problema del trabajo es conveniente tener varios años de experiencia laboral de modo que des un consejo con una buena base.

Así seguiríamos por siempre con distintos tipos de casos. Pero resumiendo, lo importante es que uno de verdad se esfuerza por analizar, entender, opinar y tratar de ayudar con algún buen consejo.

¿Pero qué pasa cuando esa persona hace exactamente lo que le dijeron que no debía hacer? ¿Qué pasa cuando comete una y otra vez el mismo error?

Personalmente ¿Saben? Me esfuerzo. Y de verdad me preocupo por las personas, me preocupo más de la cuenta. ¿Qué pasa entonces con el consejero cuando parece que le estuvo hablando a una muralla?
¿Se frustra? ¿Se aburre? ¿Se cansa?



Entender la mente de las personas es difícil y al mismo tiempo interesante. Entender a alguien que comete el mismo error una y otra vez? ...se puede. ¿Entender la mente de alguien que, a pesar de que le advirtieron, comete el error varias veces? ...sólo un profesional.

Rechazo la alternativa de abandonar a mis amigos, pero el tema de los consejos con algunas personas es infructuoso. Puede ser que ellos ni siquiera lo sepan, pero tal vez lo que necesitan no es un consejo, sino atención, o compañía, o aprender por su cuenta.

Tenemos todos un largo camino por delante. Para ser buenos consejeros y al mismo tiempo para no ser reincidentes de nuestros propios errores.

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario